Por: Mario Javier Pacheco

El presidente de Panamá actuó igual que el niño de El nuevo traje del emperador, cuando sin dimensionar el escándalo que ocasionaría en la canciller, la corte ministerial y entre quienes peroran en los grandes medios, acusó a la paz  de FARC/Santos de la inundación de coca en el Darien.

Érase un rey tan astuto que compró un traje de paz milagroso para descubrir tontos y traicioneros, pues les sería invisible. Hizo que se lo pusieran y salió a probarlo. Él rey no lo veía, ni los pobladores que para no pasar por desleales ni por tontos, hacían a cual más, alabanzas al traje hasta que un niño dijo:

  • Pero si va desnudo

El presidente Varela se limitó a decir lo que en el Darién todos dicen: que la paz de Colombia atiborró de coca a Panamá desde que los narcos son senadores y el narcotráfico no se castiga, pero su denuncia desató la indignación de quienes fingen ver la paz entre francotiradores, emboscadas, violaciones y bombas.

Con cuánta razón el candidato presidencial Iván Duque advirtió que los hilos del traje de Santos son tan invisibles y falsos como los acuerdos de Álvaro Leyva, Sergio Jaramillo, Roy y sus camaradas FARC, que fueron despedazados por el No del pueblo y vueltos a coser por los remendones santistas del Congreso.

Falsos como el ruido mediático de la paz que ensordece pretendiendo impedir que se oigan los tiros contra los policías, cuyas cabezas tienen precio igual que antes de Uribe

Falsos como el aplauso a la desmovilización de 6.575 farianos aparentando no saber que son 14.000 y que el grueso de los maleantes sigue delinquiendo.

Falsos como la fiesta por la entrega de 14 mil armas cuando faltan 30.000 y simulando no entender a Timo quien confesó mantener un arsenal en 900 caletas.

Falsos como pretextar que quienes delinquen en las zonas FARC son otros y no las FARC con distinto brazalete.

Falsos como el Congreso que cedió a Santos sus poderes no cedibles, y cuando la Corte Constitucional lo reprende los congresistas burlan a la Corte

Santos anda desnudo, intentó que Trump viera su traje invisible y le obsequiara los dólares que requiere para henchirnos de socialismo de la mano de Maduro.

El gobernador Rick Scott le advirtió a Trump que Santos escupe cortésmente a la democracia y que se embolsilló congreso, jueces, Fiscalía y Procuraduría para hacerse dictador mediante el fast track, el mismo que Tumbó Iván Duque con su demanda.

Roy, Sergio, Benedetti, De La Calle y Timo no se cansan de proferir profecías apocalípticas por el palo en la rueda que Iván Duque le puso a la paz y temen, porque la ecuación es: si Iván Duque tiene más votos en el CD y Uribe más votos en el país y el CD es Uribe, es inútil buscarle más pelos al gato.

Lo del presidente Varela, como lo del niño de Andersen, sirvió para que el pueblo entienda que su emperador anda en pelota, luciendo un traje que no existe, el de la paz.

@mariojpachecog

Deja un comentario

Check Also

Mackenzie falsea a Duque

  Por Mario Javier Pacheco   Eduardo Mackenzie