Equivocación no fue error, fue legal: Corte por chuzar a Uribe

Equivocación no fue error, fue legal: Corte por chuzar a Uribe

- in Azagaya Política
1554
@Administrador

 

 

Por Mario Javier Pacheco

La Corte Suprema de Justicia reconoció en oficio 36791, que interceptó el  teléfono de Uribe, por el de Córdoba Manyoma, pero cuando advirtió…que dicho celular no presentaba  información relevante, porque el usuario no correspondía…se ordenó la cancelación de la interceptación.

Barceló sin embargo dijo que no fue un error, sino un hallazgo imprevisto e inevitable, algo así como la definición gallega de leche: líquido perlático de la consorte del toro. Pero legal, porque la Corte no hace interceptaciones ilegales. Esta equivocación legal que no fue un error, será otro chiste de la justicia colombiana, una vez el tiempo lime su añagaza.

La chuzada del teléfono de Uribe en lugar del de Córdoba, se produce en medio de la polarización ideológica nacional; la politización de la justicia y la corrupción en la Corte Suprema de Justicia, que tiene a su ex presidente, el ex magistrado Francisco Ricaurte, preso en una celda como la del fiscal anticorrupción, Luis Gustavo Moreno. Ricaurte dirigió, junto al exmagistrado Leonidas Bustos, una organización criminal, integrada entre otros por Gustavo Moreno, Leonardo Pinilla y Gustavo Malo” Los dos magistrados ex presidentes, Bustos y Ricaurte, estaban ahítos de inquina contra Uribe por haber denunciado la manipulación jurídica y proponer reformas para disminuir su poder. Eso marcó a Uribe, desde hace más de una década, por parte de algunos magistrados, como objetivo judicial.

La Corte, crisol de la honorabilidad, se corrompió en el proceso de la izquierda para deslegitimar las instituciones, mediante la infiltración maoista que se extiende a colegios y universidades donde se gradúan jóvenes catequizados en resistencia, convencidos de que Petro es un héroe y Uribe un demonio; adoctrinados en su verdad; y se nombran jueces, que prejuzgan al ex presidente como el culpable de lo inimaginable y quieren condenarlo a toda costa.

No es nuevo. En 2007 el ex paramilitar Tasmania le advirtió a Uribe que la Corte le preparaba una trampa, dirigida por el magistrado Iván Velásquez para involucrarlo en un atentado a otro ex paramilitar. Luego el presidente de la Corte, Cesar Valencia, acusó a Uribe de interferir en el proceso de su primo Mario Uribe y el mandatario contestó que La justicia no puede violar el Estado de Derecho a través de procedimientos ilícitos, indecentes y contrarios a la realidad

Como Choque de trenes, se rotuló en su momento la pugna entre la Corte y Uribe.

En 2008, los magistrados se irritaron porque Uribe sugirió la creación de un tribunal aparte, que juzgara al presidente, congresistas y magistrados. El magistrado Ricaurte (el preso) denunció, que desde palacio se preparaba una conjura contra la Corte y que la extradición de paramilitares, se llevó a cabo para torpedear el proceso que adelantaban contra el paramilitarismo.

Por todo eso, las declaraciones de Barceló sobre la chuzada a Uribe nadie las cree. Está manchada por la sospecha esa sorpresa que dijo haber sentido cuando supo que el celular era del ex presidente. Sobre todo después de un mes de haber estado oyendo la voz inconfundible para todo colombiano, y porque acto seguido, avisó que en este hallazgo inevitable encontró material que podría implicar a Uribe en el proceso que este inició contra Iván Cepeda por manipulación de testigos y que la Corte, como era de esperarse, revirtió en contra suya.

Muy diferente el proceder de la Corte en el caso del computador de Raúl Reyes, donde se hallaron pruebas contra congresistas y FARC, y las desestimó por ilegítimas. Y muy distinto cuando fueron ellos, los magistrados, junto a Piedad Córdoba y Petro los chuzados por el DAS. Armaron el escándalo que todavía resuena y persiguieron a María del Pilar Hurtado, hasta que la condenaron a 14 años de prisión.

La chuzada a Uribe es igual pero al contrario, diría la reina, porque acá el delito lo perpetró la Corte, y quien decidió si se tipificaba en el Código Penal, fue el mismo que lo cometió, Barceló, y ya dijo que, menos que un error, el chuzazo fue un hallazgo imprevisto e inevitable. Si no gana empata.

Si Petro hubiera ganado la presidencia, Uribe estaría preso y la corte feliz, pero ganó Duque y los magistrados sienten pasos de animal grande con el proyecto de unificación de las cortes, que les haría perder el jugoso salario de más de 33 millones de pesos mensuales, así que aceleraron la puesta en marcha de la ley de primera instancia, para desembarazarse de la papa caliente que les representa el proceso. Se lavaron las manos y ahora la investigación la continuará una sala, a cuyo fallo el presidente Uribe podrá interponer recursos, que hasta hace poco eran imposibles.

El presidente Duque anunció en la Universidad de Columbia en Nueva York, la propuesta para suprimir las Altas Cortes; la Jurisdicción Especial para la Paz y el Consejo Nacional Electoral y dejar una sola SuperCorte como órgano de cierre de todas las jurisdicciones.

Excelente, presidente. Depurar la justicia de sus corruptelas, es una acción urgente, No vaya Barceló a salirnos ahora con que las ciruelas negras no son ciruelas negras, porque son rojas cuando están verdes.

Mario Javier Pacheco

Deja un comentario

Check Also

Petro, cadáver político insepulto

  Petro, cadáver político insepulto Por Mario Javier