Debate: Duque y los siameses

Debate: Duque y los siameses

- in Azagaya Política
1914
@Administrador

 

Por Mario Javier Pacheco

Coincido con Carlos Salas: soso el debate de Teleantioquia y Semana, con formato propuesto por el gobiernista Rodrigo Pardo para que los candidatos expusieran sus tesis sin despeinarse, ni siquiera Fajardo. No fue un “debate” los cuidaron con nodriza de la garra de Iván Duque, quien los ha dejado en evidencia, uno por uno, a la hora de argumentar sus propuestas.

De todas formas quedó clara la razón por la cual Duque arrasa en las encuestas. Los demás son siameses en Santos y las FARC. Cortados por la misma tijera.

Sobre los acuerdos con las FARC. Los siameses prometen hacerlos cumplir al pie de la letra, pues aunque fueron rechazados por el pueblo, a Santos le importó un comino y el congreso se los refrendó.

Duque no traga entero, los revisará para impedir que criminales de lesa humanidad, violadores y asesinos confesos y condenados, ocupen curules en el congreso y eso es un punto para Duque

Tampoco permitirá un tribunal de venganza, como la JEP con esa Gestapo llamada Unidad Especial de Investigación, para que persiga a quienes nos oponemos a la filosofía política, económica y social, tipo Marx a lo venezolano, que pretenden Petro, de La Calle, Fajardo y Vargas Lleras.

Duque revisará los acuerdos, dejará lo útil, como las desmovilizaciones y el desarme, pero para afuera todo lo malo. Punto para Duque.

Sobre la marihuana hay consenso general entre los siameses, que aprueban su despenalización y dosis mínima. Duque es el único que se opone. La marihuana y cualquier vicio, en especial las drogas, hacen demolición en el cerebro y nuestros niños y jóvenes son curiosos y vulnerables ante los jíbaros que abundan en la roda de los colegios desde el gobierno de Petro. Punto para Duque

Finalmente, mientras los demás prometen un Estado eficiente subiendo los impuestos, Duque lo hará eficiente, pero sin sacar la plata al pueblo, con más impuestos, sino generando el dinero, aumentando el ingreso per cápita, mediante beneficios tributarios a las empresas y no al revés, fomentando la industria con el estímulo a las exportaciones; incentivando el emprendimiento y sobre todo formalizando e incrementando el empleo. Punto para Duque.

El debate de ayer, concebido en un formato para favorecer a Petro y a Fajardo, terminó por desenmascarar el continuismo de todos y ratificar que la figura del cambio viene en empaque nuevo y se llama Iván Duque. Los demás son siameses.

Deja un comentario

Check Also

Santos: una política de exterminio

  Por La Azagaya de Arquino En nuestras