Petro es un Timo, hasta en sus títulos

Petro es un Timo, hasta en sus títulos

- in Azagaya Política
1989
@Administrador

 

Petro es un Timo en sí mismo, porque tiene el don de la ductilidad. De ser distinto al de ayer y al que será mañana, cambiando de piel como de camisa, según la conveniencia. Incluso apostatando, como lo hizo sobre piedra, para Claudia y Mockus, de varios de sus propósitos, entre ellos: la expropiación; la convocatoria a Asamblea Constituyente; el uso arbitrario de los recursos públicos; su autoritarismo totalitario y la nacionalización de todo elemento productivo.

Así que ahora, el socialista Petro viste chaqueta de “Capitalista democrático” como nueva imagen ligth, para los últimos 15 días de campaña, y cocinó una tortilla de arcaísmos marxistas y postulados smithsonianos, que sus fans no saben digerir.

Ahora el Petro del Estado laico, hace citas bíblicas en su discurso, confundiendo a sus ateos.

Ahora el alcalde que arrojó el lumpen a Chapinero, defiende el núcleo familiar, confundiendo a sus protegidos de bares y prostíbulos, con “derecho a trabajar” en barrios residenciales.

Ahora el chavista que expropiará Incauca, las tierras a los ricos y las segundas casas de la gente, confunde a todos, diciendo que  lo que dijo no lo dijo

Es que hasta el diablo se hace santo en la puerta del infierno, y escupir sobre sus palabras no es óbice para quien las usa como instrumento de poder y no como la exteriorización de su verdad. Vale tanto la palabra de Petro, así sea en petra, como la de Chávez, cuando aseguraba que no era socialista, y la de castro, jurando que no era comunista.

Y lo demostró, haciendo trampa a la ley, con la condena que le impuso el juzgado 106 de I.P.M., a 18 meses de cárcel, por porte ilegal de armas en 1985, que hubiera inhabilitado, de por vida, a cualquiera, para ser concejal, senador, alcalde y candidato presidencial, pero la sentencia se “perdió”, y el magistrado falló a favor de Petro, por “Ausencia de prueba”, pues nadie encontró el fallo que lo alojó en la Modelo y la Picota por año y medio. Moralmente  es un candidato ilegítimo.

Tampoco aparece el documento que beneficia a Petro con amnistía o indulto, que debe identificar a cada beneficiario, porque sus alcances son individuales, para efectos de la justicia penal y las responsabilidades civiles derivadas de los crímenes cometidos, que no cesan con el indulto.

Y también hace trampa con el Timo de sus títulos universitarios, presentándose con un pregrado, dos especializaciones, un máster y un doctorado, pero tres de esos cinco títulos son falsos, o inexistentes y de diplomas, solo se le conocen, el de pregrado y el de un diplomado en Lovaina.

“En 1982 me gradué de economista de la Universidad Externado. He tenido la posibilidad de realizar diferentes postgrados: soy especialista en administración pública de la ESAP, especialista en desarrollo y medio ambiente en la Universidad de Lovaina en Bélgica, magíster en economía de la Universidad Javeriana, y además realicé estudios de doctorado en nuevas tendencias de dirección en la Universidad de Salamanca, España”

La especialización en Administración pública de la ESAP, la terminó, pero no muestra diploma. Dijo a El Espectador que no le interesaba el cartón.

La especialización en Lovaina, no fue tal, sino un diplomado. Como él mismo consignó en su hoja de vida de la EEB y ETB.

El magister de la Javeriana lo dejó inconcluso en 1994. No es magister.

El doctorado o Ph.D., en Salamanca, fue una matrícula y sueño de unos meses.

En síntesis, solo tiene dos títulos, el de economista de 1982 y el de Especialista en Desarrollo Poblacional y Medio Ambiente, de 1995, del cual no presenta título.

Nada confiable el doctor Petro, pero lo respalda toda la maquinaria de Santos; la narcoplata de las FARC y las maniobras soterradas de los presidentes del Foro de Sao Paulo. Cómplices todos para hacer de Colombia una Cubazuela.

Nada está ganado hasta el último voto del último minuto. Colombia tendrá que votar masivamente y desde muy temprano, porque no merecemos de presidente a un ex terrorista que miente para lograr sus propósitos, sino a un hombre decente, preparado y transparente.

Duque presidente.

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Check Also

Aplazada la JEP, instrumento de venganza

  Por Mario Javier Pacheco Uno de los